UN POCO DE HISTORIA

Santuario de Mamíferos Marinos en la República Dominicana.

 

 

Cada año, entre los meses de Diciembre y Abril, cerca de 3.000 ballenas Jorobadas vienen a reproducirse en las cálidas aguas del noreste de República Dominicana. Hasta hace poco se creía que sólo el 85% de las ballenas jorobadas del Atlántico nor-oriental nació en las aguas de República Dominicana, para después de 2 años regresar a reproducirse. Sin embargo, un estudio reciente reveló que el 100% de las poblaciones de esta ballena proveniente del Atlántico Norte vienen a procrear en nuestras aguas.

 

 

Aunque nuestras costas son visitadas por otras ballenas, como la ballena orca, la ballena piloto, el cachalote pigmeo, la ballena Beaked Antille, la ballena de Cuvier,  la ballena Sei, de Bryde y la ballena pequeña, ninguno de ellos es tan notorio como la ballena jorobada, que en realidad no tiene joroba.

 

Esta ballena es fácil de reconocer: tiene un cuerpo robusto, aletas grandes y unas hileras irregulares de notables nudos carnosos en la trompa y a lo largo de la mandíbula inferior. Son animales sociables, viven en grupos pequeños a lo largo de todos los mares del mundo y utilizan esta parte del planeta para su apareamiento y crianza. 

 

 

 

 

Las ballenas que llegan a nuestras costas provienen de Labrador, Terranova, Groenlandia, Islandia y el Golfo de Maine; algunas incluso recorren distancias de hasta 64.700 kilometros. 

 

"Sus colas son tan diferentes como las huellas dactilares humanas", escribe el profesor Idelissa Bonelly de Calventi; son tan únicas que no hay dos ballenas con el mismo patrón de manchas, lo que les permite a los científicos identificar individuos, pudiendo seguir sus migraciones, documentar sus actividades e incluso observar la aparición de nuevos ballenatos.

 

Las crías nacen con regularidad en el "Banco de la Plata", cerca de los arrecifes de coral.  El nacimiento de los ballenatos, según las observaciones, se incrementaron aproximadamente un 30% cuando los grupos de ballenas se encuentran en su apogeo, lo que indica que las hembras vienen a parir en esta área, vendrán durante unos dos años, tiempo que dura el periodo de lactancia.

 

 

 

Mientras tanto los machos, con una longitud de 20 a 40 metros, compiten por las hembras en un desfile de acrobacias y cantos, los cuales han cautivado a los científicos y al mundo entero.

 

 Las canciones utilizadas por los machos también parecen diferir en función del grupo al que pertenecen. Esta "música" es el sonido que anima a las hembras a escoger una pareja para el apareamiento.

 

 Con el fin de proteger a las ballenas jorobadas, especie en peligro de extinción, en 1986 el "Banco de La Plata"*, ubicado en el Océano Atlántico, fue declarado Santuario de Mamíferos Marinos.  En Julio de 1996, el santuario fue ampliado para cubrir un área más grande donde una concentración significativa de las ballenas jorobadas en aguas de la República Dominicana se reproduce.

 

 

*El "Banco de la Plata" es una plataforma submarina de origen coralino, situada a 80 millas náuticas de la costa norte de la República Dominicana, la cual se extiende desde las Bahamas hasta el "Banco de la Navidad".
Sus aguas cristalinas están protegidas de las fuertes olas y el viento por un fuerte arrecife, peligroso para la navegación, pero es un ambiente ideal para la reproducción y crianza de la 
ballenas jorobada. Por esta razón, esta área se conoce por ser la zona de mayor concentración de ballenas jorobadas en el mundo.